La FIP condena el asesinato de dos presentadores de radio en México mientras aumenta la violencia contra los periodistas

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) condenó hoy el tiroteo que acabó con la vida de dos presentadores de la radio de una comunidad indígena y señaló que la violencia contra los periodistas aumenta hasta niveles alarmantes.


“México se ha convertido durante los últimos años en uno de los países más peligrosos y vemos con preocupación cómo aumentan allí los asesinatos de trabajadores de los medios, mientras ese tipo de crímenes disminuyen en otros países latinoamericanos”, ha declarado el Secretario General de la FIP, Aidan White. “El gobierno mexicano debe conceder la máxima prioridad a la protección de los periodistas y las autoridades deben investigar estos casos para llevar a los asesinos ante la justicia”.


Otros tres periodistas han sido asesinados en México este año. En 2006, diez trabajadores de los medios fueron asesinados y otros 6 durante el año 2007. Otros periodistas sufrieron distintos actos de violencia y fueron secuestrados, algunos incluso desaparecieron.


Según varias informaciones, la policía investiga los asesinatos el lunes de Felicitas Martínez, de 20 años, y de Teresa Bautista, de 24, ambas activistas indígenas que trabajaban para una emisora de radio comunitaria del sur de México. Los pistoleros dispararon contra el vehículo en el que viajaban. Otras tres personas que iban con ellas, incluyendo un niño, resultaron heridas. Martínez y Bautista trabajaban para la emisora “La Voz que Rompe el Silencio”, en la ciudad de Trique, al sur de San Juan Copala, en el estado de Oaxaca.


Oaxaca se ha convertido en una zona especialmente peligrosa para los periodistas durante los últimos años. Las emisores de radio comunitarias han sido objetivo específico de este tipo de ataques.


Para más información pueden contactar con la FIP en el + 32 2 235 2207


La FIP representa a unos 600.000 periodistas de 120 países de todo el mundo.