La FEPALC denuncia repetidas agresiones contra periodistas en Cochabamba

(Cochabamba, Bolivia) En la ciudad de Cochabamba, los periodistas vienen soportando agresiones de todo tipo, que ponen en serio riesgo el desempeño profesional.

Hace diez días fueron golpeados 11 periodistas, y luego cuatro colegas más. Los ataques se produjeron cuando cubrían las manifestaciones de un grupo de campesinos que exigen la renuncia del Prefecto Manfred Reyes Villa. La prensa fue agredida cuando intentaba realizar la cobertura de estos hechos.

Por las agresiones, el camarógrafo de la red televisiva ATB, Wilson Menchaca, recibió un fuerte golpe con un palo en la cabeza y debió ser hospitalizado. Entre los agredidos figuran también, entre otros, la periodista María Elena Soria, los reporteros Jorge Abregó Efraín Muñoz, Noe Portugal, Víctor Cabezas y Alfredo Orellana. Estos dos últimos recibieron profundas heridas, lo mismo que el periodista radial Efraín Gutiérrez, quien fue atacado por la policía y personal de la Prefectura.

A las reiteradas provocaciones se sumaron los comentarios del presidente Evo Morales que acusó a los periodistas cochabambinos de estar en connivencia con la Prefectura para combatir a los campesinos cocaleros, e incluso acusó al dirigente de la Federación de Prensa de Cochabamba, Carlos Arévalo, de traficar con la información. La organización de prensa rechazó airadamente esta acusación. Los colegas señalaron que cumplen solamente con su trabajo, aún poniendo en riesgo su integridad física.


Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe

José Insaurralde – secretario de derechos humanos

Manuel Méndez – presidente