FIP y periodistas palestinos unen fuerzas para exigir la liberación del fotógrafo peruano secuestrado en Gaza

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, y periodistas de la Franja de Gaza y Cisjordania, exigieron hoy la liberación inmediata del fotógrafo peruano, Jaime Rázuri, secuestrado en Gaza el pasado lunes.


“Libérenlo ya y dejen de intimidar como gato y ratón a los periodistas y trabajadores de medios”, afirmó Aidan White, Secretario General de la FIP.


La FIP señala el secuestro de periodistas ha sido una tendencia en las tácticas empleadas por extremistas políticos y lo único que logra es perjudicar a la causa palestina.


Rázuri, 50 años, fotógrafo peruano para Agence France-Presse, AFP, fue secuestrado por hombres armados el primero de enero, cuando entraba a su oficina en Gaza.


“Esta reciente secuencia de secuestros muestra que los periodistas en la región son extremadamente vulnerables a los ataques de grupos armados”, dijo White. “Es una estrategia que provoca el distanciamiento entre trabajadores de medios y refleja de manera negativa la causa palestina, causando la indignación de los colegas palestinos”.


El afiliado de la FIP, el Sindicato de Periodistas de Palestina, PJS, realizó una manifestación a las afueras del Consejo Legislativo Palestino, hoy en Gaza. Aproximadamente 70 periodistas participaron con letreros que leían “Libertad de prensa” y “Libertad para nuestro colega”.


La Federación señala que todos sus afiliados están presionando para la liberación de Rázuri, incluyendo la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, que advirtió la salud de Rázuri estaría en peligro, ya que el comunicador requiere de determinados medicamentos. La interrupción a su tratamiento medico podría resultar fatal.


En octubre, un fotógrafo de Associated Press, fue secuestrado por hombre no identificados palestinos y liberado el mismo día. En agosto, periodistas de Fox News fueron secuestrados y dos semanas después, fueron dejados en libertad.


“Secuestrar a un periodista o a cualquier trabajador de medios para tomarlo como rehén es aterrador y es una forma de intimidación que es intolerable, ya que no solo amenaza la libertad de prensa y la vida de civiles inocentes, sino a su vez causa daños incalculables a la causa palestina y a las aspiraciones democráticas de todos los habitantes de la región”, concluyó White.


Para mayor información contacte a la FIP al: 32 2 235 2207


La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 120 países