FIP otorga ayuda a organización afiliada en Chile

 


La Federación Internacional de Periodistas (FIP) hizo entrega de un aporte de

ayuda especial a la Federación Nacional de Trabajadores de Medios de

Comunicación de Chile (FENATRAMCO), para contribuir a cubrir los gastos que

demandan las reparaciones a los daños sufridos por las instalaciones del

sindicato, durante el terremoto que asoló a ese país a comienzos de este año.

El día 27 de febrero, un sismo de magnitud 8.8 en la escala de Richter, uno de

los más violentes de la historia, sacudió al país sudamericano y dejó un saldo

de 521 muertos, más de dos millones de damnificados y ciento de miles de

edificaciones con daños de todo tipo. Uno de los inmuebles afectados fue la

sede de la FENATRAMCO en la ciudad de Santiago, capital de la república.

A raíz de ello, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe

(FEPALC) presentó una solicitud ante la FIP, para que la entidad que nuclea a

cerca de 600.000 periodistas, en más de cien países, contribuyera en la

reparación de los daños sufridos por su entidad afiliada.

Al respecto, Gustavo Granero, vicepresidente de la

FIP, expresó que "seguimos avanzando en la consolidación de una Federación

global más fuerte que responde con políticas a las necesidades de sus miembros.

Este auxilio que aporta la FIP para que uno de sus sindicatos miembros pueda

recuperarse de un golpe devastador, evidencia la visión de fortalecer a

nuestros dirigentes y sus estructuras para que afronten los retos crecientes

que enfrentan día a día".



El dirigente sindical añadió que "hoy FENATRAMCO tiene la seguridad que

cuenta con una sede reparada, y así progresar en la batalla que venimos

respaldando para defender el empleo de los trabajadores del diario La Nación y

otros medios de comunicación en el hermano país de Chile".

"Sin embargo, debemos continuar con la profundización de estos cambios,

para que la Federación esté cada vez más comprometida al servicio de quienes

verdaderamente la constituyen: los trabajadores de prensa de todo el

mundo", concluyó Granero