FIP lamenta juicio en Dinamarca y testifica para respaldar a periodistas por reportaje sobre armas de destrucción masiva

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, dio testimonio en el juicio contra tres colegas daneses que enfrentan la cárcel por artículos sobre armas de destrucción masiva en Irak. Los textos informativos exponen dudas alrededor de la existencia de las armas. La FIP afirmó que es “increíble” que el caso haya llegado hasta las cortes.


“Los reportajes son textos profesionales, piezas legítimas de periodismo de calidad que tratan un asunto del más alto interés público”, afirmó Aidan White, secretario general de la FIP. “Es increíble que se hayan presentado cargos contra los periodistas y fueran llevados a juicio”.


El secretario general expresó su respaldo en el juicio de Niels Lunde, editor del periódico Berlingske Tidende y los reporteros Michael Bjerre y Jesper Larsen, acusados de publicar documentos confidenciales del gobierno, hecho que es castigado con multas y hasta dos años en prisión. White indicó que el caso es un desconcertante ejemplo de intimidación contra los periodistas.


“No existe ningún elemento en estos reportajes que ponga en peligro la vida de los soldados daneses o la seguridad nacional”, dijo White. “Es completamente legítimo escrutar los argumentos y decisiones del gobierno. Lo único que se ha visto perjudicado por esta situación es la credibilidad de la administración danesa. Defender la imagen del gobierno no es responsabilidad de los periodistas ni de los medios de comunicación”.


En febrero y marzo del 2004, Bjerre y Larsen redactaron una serie de artículos basados en informes de los servicios de inteligencia de Dinamarca. Los documentos indican que no existía evidencia que en Irak hubiera armas de destrucción masiva durante el régimen de Saddam Hussein; una de las principales razones citadas para la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003.


En el 2002, el gobierno danés aseguró tener conocimiento que Saddam tenía armas de destrucción masiva para justificar su decisión de ir a la guerra.


White dijo que la FIP protestó por la intimidación en Dinamarca y otras vulneraciones a los derechos de periodistas cometidas por fuerzas de seguridad en Alemania y Holanda, mediante carta dirigida a Franco Frattini, Comisionado de Justicia y Asuntos Domésticos de la Unión Europea. El secretario general le solicitó a Frattini exigir a los gobiernos europeos la defensa de la libertad de prensa de manera tal, que exista un equilibrio la seguridad nacional. Sin embargo, admitió ante la corte que la réplica de la Unión Europea había sido lamentable, al responder que estos asuntos solamente podían ser tratados a nivel nacional.


White agregó que la decisión de ir o no a la guerra es una de las determinaciones más importantes que puede tomar una administración. “Era fundamental someter las razones para respaldar la guerra al escrutinio y respetar el derecho de la sociedad a ser informada. Nuestros tres colegas actuaron de manera profesional y correcta”, declaró White. El caso es seguido por miles de periodistas en Europa por su grado de importancia que trasciende las fronteras de Dinamarca.


“Este caso trata el equilibrio de los derechos de la libertad de prensa frente a la aplicación de las leyes sobre seguridad nacional, tema importante para las libertades de la prensa y la democracia”, concluyó el Secretario General de la FIP.


Para mayor información contacte a la FIP al: +32 2 235 2207

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 120 países