FIP exige liberación de periodistas encarcelados tras informar sobre presunto golpe

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, rechazó la captura y acoso a periodistas por parte del gobierno de Burundi. Las acciones de la administración son posibles reacciones ante las informaciones que sugieren un frustrado golpe de Estado, en realidad planeado por el gobierno.


Dos periodistas fueron encarcelados el miércoles pasado, al parecer por realizar un debate al aire sobre un intento de golpe de Estado. El programa radial se transmitió en agosto a través de la estación privada Radio Publique Africaine, RPA. Otros dos colegas fueron citados para presentarse en la corte el viernes, debido a su participación en la transmisión.


El pasado miércoles, el editor encargado de RPA, Serge Nibizi y los periodistas Domitille Kiramvu y André-Palice Ndimurukundo fueron citados a la oficina del procurador de Bujumbura. Ndimurukundo fue liberado pero los compañeros Nibizi y Kiramvu quedaron arrestados por representar una amenazar a la seguridad nacional y por transmitir información de un caso que está bajo investigación judicial. Los periodistas Bob Rugurika y Christella Ruvaru de RPA recibieron citaciones para presentarse ante el procurador el viernes.


“Rechazamos vehementemente el acoso a los periodistas de RPA y hacemos un llamado a su liberación inmediata e incondicional”, dijo Gabriel Baglo, director de la oficina de la FIP en África. “Este es un claro intento del gobierno para amordazar a la prensa independiente en temas relacionados con el supuesto golpe fallido, lo cual significaría que el régimen de Pierre Nkurunziza tiene algo que esconder en este caso.”


Según algunos colegas, en agosto del 2006, periodistas de RPA leyeron y comentaron al aire artículos publicados en el periódico oficialista Intumwa, donde se reportó una presunta conversación sobre el golpe entre un oficial del ejército y un líder de la oposición. Entre Julio 31 y Agosto 20 varios líderes de oposición fueron arrestados y acusados de planear un golpe. Desde que el director de la RPA, Alexis Sinduhije, informó sobre el hecho, teme por su seguridad.


La cobertura de RPA intentaba comprobar que el falso golpe de Estado había sido planeado por el gobierno y la estación transmitió una entrevista, en vivo, de Alain Mugabarabona, ex líder rebelde y principal testigo del fiscal, donde afirmó que había sido torturado y obligado a mentir sobre las personas arrestadas.


La Asociación de Periodistas de Burundi, Asociación de Transmisores de Burundi, Casa de Prensa de Burundi, Asociación de Mujeres Periodistas y la Organización de Observación de la Prensa, manifestaron su desconcierto por el desenlace de los procedimientos judiciales en contra de los periodistas, procesos que parecen ser premeditados.


Las organizaciones expresaron su lucha por la liberación incondicional de los periodistas detenidos y su disposición a discutir el caso con el gobierno.


Para mayor información contacte a la FIP al: +221 842 01 43

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países