FIP exige a Estados Unidos explicar allanamiento del ejército al hogar de periodista en Irak

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, exigió al ejército de los Estados Unidos de América, explicar porqué el hogar de un periodista iraquí -que realizaba una investigación sobre corrupción-, fue allanado por sus tropas el pasado fin de semana.


Soldados estadounidenses en Bagdad, irrumpieron en el hogar de Ali Fadil, periodista del Guardian y Canal 4, y abrieron fuego en la habitación donde Fadil, su esposa e hijos dormían. El periodista fue sacado de su hogar y liberado horas después. Sin embargo, fueron confiscadas sus grabaciones de video. A finales del 2005, Fadil ganó el Premio Joven Periodista del Año de la Asociación de Prensa Extranjera del Reino Unido.


“Este incidente es un acto de intimidación contra un periodista que cubre historias que algunos prefieren no salgan a la luz pública”, señaló Aidan White, Secretario General de la FIP. “No han dado una explicación creíble sobre el allanamiento. Este hecho expone, nuevamente, la impune presión que los periodistas padecen”.


El reportero estaba trabajando con Guardian Films en una investigación para un programa de Canal 4 sobre denuncias de mala administración de decenas de millones de dólares de fondos iraquíes controlados por autoridades americanas y británicas en el país. Las tropas dijeron al periodista que estaban buscando insurgentes iraquíes y decomisaron las grabaciones en video que Fadil realizó para el programa.


La FIP señala como preocupante el hecho que el allanamiento ocurrió después que el equipo de noticias informaran sobre la investigación de Fadil a las autoridades de Estados Unidos y solicitaron una entrevista.


“Las implicaciones de este incidente son muy serias para el ejercicio del periodismo en Irak”, advirtió White. “Es completamente inaceptable irrumpir en la residencia de los periodistas, disparar varias veces y justificar aterrorizar a la familia bajo el pretexto de una supuesta cacería de insurgentes, especialmente cuando se atenta contra un reportero que está resolviendo serios interrogantes sobre corrupción de altos mandos”.


La FIP afirma que las especulaciones de que el allanamiento fue un intento para desmotivar la investigación periodística legítima, continuarán hasta que las autoridades estadounidenses den una explicación completa del motivo detrás del hecho.


Para más información, contacte: +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países