FIP acusa a Israel de abuso desafortunado por el arresto del informante Vanunu

La Federación Internacional de Periodistas acusó a las autoridades israelíes de “un abuso desafortunado de la democracia”, debido a la intimidación sobre Mordechai Vanunu, arrestado el pasado 11 de noviembre por la policía israelí, seis meses después de su liberación, tras cumplir 18 años en prisión por contarle al mundo acerca del arsenal nuclear de Israel.


“Es extraordinario que un país que se llame la única democracia del medio Oriente, sea el mismo culpable de este desafortunado y grotesco abuso de democracia,” dijo Aidan White, Secretario General de FIP. “Vanunu cumplió su tiempo en la cárcel pero sigue siendo perseguido.”


Vanunu fue arrestado por ser sospechoso de entregar información clasificada a partidos no autorizados y violar los términos de su liberación. Desde su liberación en abril de este año, le han impedido abandonar Israel y tener contacto con medios extranjeros. La FIP dice que es absurdo imaginar que después de tanto tiempo en la cárcel, existiera la posibilidad que tuviera algún secreto por revelar. “Esto es simple y pura intimidación,” puntualizó White.


Vanunu fue detenido por la policía, organismo que incursionó en la casa de invitados de la Catedral de San Jorge al oriente de Jerusalén. Después del interrogatorio, fue llevado ante magistrados quienes le ordenaron arresto domiciliario por siete días y le prohibieron contactar a personas conectadas a la investigación en su contra.


Mientras le fue informada la violación cometida contra su acuerdo de liberación –que le impedía reunirse con extranjeros o discutir su trabajo como técnico en la planta nuclear Simona-, Vanunu dijo que no tenía información clasificada para revelar. Vanunu fue condenado en 1988 por entregar información y fotografías del reactor Dimona al London Sunday Times. Sus revelaciones parecieron confirmar la opinión de expertos de que Israel tiene el sexto almacenamiento de armas nucleares más grande del mundo, incluyendo centenares de cabezas nucleares. Por años Israel no ha confirmado y tampoco negado que posea armas nucleares.


Desde su liberación, Vanunu ha concedido entrevistas a algunos medios extranjeros y esto ha irritado a las autoridades. La FIP dice que este acoso expone a Israel a críticas por su fracaso en el respeto al trabajo de periodistas y el derecho de los ciudadanos a ser informadas.


“Cualquier país que envíe policía a una propiedad de la iglesia, violando el respeto por el espacio espiritual en la búsqueda de un hombre por un crimen insignificante como el de hablar con reporteros, compromete severamente sus credenciales democráticas,” dijo White. “Es tiempo de terminar la persecución a Vanunu, retirar los cargos en su contra y permitirle continuar con su vida en paz”.


La FIP dice que además del levantamiento de restricciones sobre Vanunu, Israel debe “enfrentar la verdad sobre su lugar en el mundo democrático.” La protección de personas que efectúan revelaciones en casos como el de Vanunu, es vital para la libre expresión. La FIP, se encuentra en campaña para una mejor protección de los recursos de información periodística.


Para información adicional: +32 235 22 00

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 110 países