FEPALC: hallan sin vida el cuerpo de periodista mexicano secuestrado

En la ciudad de Casas Grandes, estado de Chihuahua, México, apareció el cuerpo sin vida del periodista Saúl Noé Martínez Ortega, de 35 años, quien fue secuestrado el pasado 16 de abril en Agua Prieta, estado de Sonora, cerca de la frontera con Arizona, Estados Unidos.

Martínez Ortega era reportero de la sección policial del periódico “Interdiario” de Agua Prieta.

Testigos del hecho indicaron que en la noche en que fue raptado, el hombre de prensa se desplazaba en una camioneta por el centro de la ciudad de Agua Prieta, cuando fue rodeado por varios hombres fuertemente armados con rifles de asalto. El periodista pidió auxilio a gritos, pero los criminales lo introdujeron violentamente en un automóvil y partieron con rumbo desconocido.

Su cuerpo fue hallado el 24 de abril en un barranco a seis kilómetros de la línea divisoria entre Sonora y Chihuahua, en la carretera a Janos. Colegas de Martínez Ortega dijeron que hay fuertes indicios de que su asesinato fue por motivos laborales – venganza de narcotraficantes - ya que no tenía enemigos personales.

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe, afiliada a la FIP, condenó enérgicamente este nuevo asesinato de un periodista en la región; se solidarizó con su organización adherida, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México y reclamó a las autoridades federales de ese país a realizar una pronta y exhaustiva investigación, para esclarecer este crimen con el juicio y castigo para los culpables.