FEPALC: Asesinan a periodistas en Guatemala y Brasil; agresiones contra reporteros en otros países del continente

Mientras en República Dominicana se conocía el fallo de la Justicia condenando al asesino del periodista Juan Andújar a 30 años de cárcel, en Guatemala fue acribillado, el 3 de mayo, Mario Rolando López Sánchez, y dos días más tarde, otro colega en Brasil, Luiz Carlos Bourbon Filho, en una serie trágica de crímenes de periodistas que parece no tener fin.

En Guatemala

López Sánchez, de 64 años, fue asesinado el 3 de mayo, el mismo día que se celebra la Libertad de Expresión en el mundo. El hecho no fue adjudicado a delincuentes comunes, pues los sujetos que le dispararon no se llevaron ni documentos ni dinero, ni su vehículo, de modelo reciente, que se encontraba estacionado a pocos metros del hecho.

El crimen ocurrió en el Nimajuyú, zona 21 de la ciudad de Guatemala, cuando el periodista se disponía a ingresar a su vivienda; fue baleado por desconocidos y, aún con vida, trasladado por bomberos voluntarios al Hospital Roosevelt, donde falleció.

López Sánchez se desempeñaba desde hace 14 años como periodista de Radio Sonora; era coproductor del programa de crítica política “Casos y Cosas de la Vida Nacional” y fue ganador del premio PROCEPER del Programa Centroamericano de Periodistas.

El director de Radio Sonora, Arnulfo Agustín Guzmán, agradeció los periodistas e instituciones de prensa, nacionales e internacionales, que manifestaron su solidaridad por este lamentable hecho y exigió a las autoridades una investigación exhaustiva, para dar con los responsables y llevarlos ante la justicia.

La Policía Nacional Civil de Guatemala dijo ayer que por el hecho se hallan detenidos cuatro sospechosos. Uno de ellos, confeso del crimen, fue identificado como Javier Alexander Martínez Pérez. Los otros capturados son Carlos Fernando Martínez Gamarro, Gerber Antonio Crisél Polanco y Byron Marin Donis Lanuza.

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe, organización afiliada a la FIP, respaldó el reclamo de unidad gremial en ese país formulado por la Comisión de Libertad de Prensa de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), para hacer frente al ambiente de zozobra e inseguridad imperantes en la prensa, como lo testimonian dramáticamente el crimen de López Sánchez y los 89 casos de agresiones a la prensa registrados durante el año 2.006 en el país guatemalteco.

En Brasil

Luiz Carlos Barbom Filho, periodista brasileño de 37 años, fue asesinado el sábado pasado en la ciudad de Porto Ferreira, distante 228 kilómetros de San Pablo, Brasil

El periodista había denunciado hace cuatro años una red de corrupción para prostituir a niñas, en la que se encontraban presuntamente involucrados, entre otros, cuatro empresarios y cinco concejales de Porto Ferreira. El caso tuvo notable repercusión en los medios periodísticos.

Dos hombres en una moto acribillaron a tiros a Barbom Filho, cuando se encontraba sentado en la terraza de un bar, departiendo con un amigo. Traslado de urgencia a un hospital local, dejó de existir en el trayecto, por la gravedad de las heridas de las heridas recibidas.

Según informó la red televisora EPTV de la red O Globo, de todos los implicados en el caso de corrupción denunciado por el periodista asesinado, apenas un camarero permanece detenido, acusado de organizar fiestas sexuales con menores en establecimientos campestres de fines de semana. Uno de los empresarios fue indultado y otro está prófugo; uno de los concejales consiguió libertad condicional y otro fue electo nuevamente y consiguió reducción de pena.

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe, junto con otras organizaciones internacionales de prensa, reclamaron al gobierno brasileño una urgente investigación y esclarecimiento del crimen, para que sus ejecutores no sigan gozando de impunidad y los periodistas puedan informar con la verdad.

Amenazas, atentados y golpes

A la gravedad de los asesinatos de periodistas cometidos en América Latina y el Caribe -9 en lo corrido del 2.007- se suman las agresiones que padecen colegas como consecuencia del ejercicio de la profesión, denunció la FEPALC:

Jaime Atmada Guirado, periodista del semanario Nuevo Sonora, apaleado por dos policías municipales en la ciudad de Hermosillo, México;

Oscar Bogado Silva, amenazado de muerte por informar sobre corrupción y tráfico de drogas en Paraguay;

Franklin Tavárez y Noel Taveras, golpeados por dirigentes políticos en el municipio de La Caya, República Dominicana;

Periodistas amenazados mediante mensaje encontrado junto con los restos diseminados de un cadáver, en diferentes lugares de la ciudad de Veracruz, México;

Walter Córdoba, periodista del diario La Prensa, sufrió el incendio intencional de su automóvil en Guárico, Venezuela;

Juan Bolaños, golpeado salvajemente por la policía en la ciudad de Río Gallegos, sur de Argentina.

Estas agresiones contra la libertad de prensa, testimonian, de manera explícita, la grave inseguridad que existe en la región para ejercer el periodismo.

De ahí que las organizaciones regionales o internacionales de prensa como la FEPALC y la FIP redoblen sus esfuerzos y reclamos a gobiernos para que cese la hostilidad contra los periodistas encargados de informar y opinar con la verdad, aunque ésta moleste a los poderosos.

9 de mayo de 2.007

Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe

Manuel Méndez – presidente

José Insaurralde – secretario de derechos