Federación Colombiana de Periodistas lamenta crimen de colega y rechaza otras agresiones contra periodistas

Producto de varias heridas producidas por arma blanca, falleció el colega Javier Darío Arroyabe, en su apartamento, en Cartago, Valle, presumiblemente en la madrugada del día de hoy. Al otro extremo del país, en la ciudad de Santa Marta, Idinael Fernández, periodista de radio Galeón, fue amenazado por el presidente de la Asociación de Abogados de Santa Marta. Igualmente, trascendió que en el puerto petrolero de Barrancabermeja, dos colegas de la recién inaugurada emisora Antena del Río, fueron conminados a no emitir cuñas relativas a la defensa de la vida y los derechos humanos, el pasado 24 de agosto.


Un crimen por esclarecer en Cartago

Javier Darío Arroyabe, director del programa radial de opinión “¿Cómo les parece?” de Ondas del Valle de Caracol y corresponsal freelance del diario El Tiempo, fue encontrado muerto por varios vecinos en su apartamento, a las 7 y 30 de la mañana de hoy, debido a tres heridas hechas con arma cortopunzante, sin que fueran encontrados otros signos de violencia, como cerraduras forzadas. De sus pertenencias, solo fue robado su computador.


Aunque la primera hipótesis de las autoridades apunta a un crimen con móviles de tipo personal, sus colegas de Cartago no descartan razones de oficio. El colega Arroyabe, de 40 años, abordaba temas polémicos en su espacio radial como la corrupción, el despilfarro de los recursos del Estado y la política regional. Igualmente, recordaron que había hecho parte del equipo periodístico que denunció la corrupción del polémico anterior alcalde de la ciudad, Luis Alberto Castro, quien, a la postre fue sancionado con la suspensión de su cargo.

Por este hecho, el alcalde, inicialmente, amenazó con retirar la pauta publicitaria del espacio radial para buscar su cierre, pero, finalmente, se llegó a un arreglo. De todas formas el espacio salió del aire en mayo del 2005, porque el periodista temía represalias.

Abogado que amenaza en Santa Marta

En horas de la mañana de hoy, cuatro individuos, entre ellos el Presidente de la Asociación de Abogados de Santa Marta, Alfredo Salomón Calván, ingresaron a la emisora Radio Galeón y amenazaron al colega Idinael Fernández Caballero, responsable de las fuentes judicial y orden público.


En las emisiones de ayer y hoy del Noticiero Radio Periódico Galeón, el periodista informó del proceso penal iniciado en contra de Salomón Calván, a quien el Juzgado Penal del Circuito 1 de Santa Marta, procesa por el presunto delito de abuso sexual contra sus dos hijas.


“Fíjate bien en mi rostro y cuando escuches mi nombre, acuérdate de este día”, fueron las palabras de Calván, reconocido abogado litigante que en el pasado aspiró a cargos públicos. Luego vinieron una serie de improperios por parte del hermano del abogado, Alvaro, y los otros dos sujetos.


Radio Galeón ha tenido una historia trágica. Además de amenazas de grupos armados al margen de la ley contra sus periodistas, en repetidas ocasiones, el 29 de diciembre del 2003, su propietario José Luis Ahumada Hernández, quien es invidente, fue objeto de un frustrado atentado con arma de fuego. Dos años atrás, el padre de Jose Luis, Rodrigo Ahumada Bado, periodista y fundador de la emisora, había sido asesinado cuando adelantaba su campaña como candidato la Cámara de Representantes. Dos años más tarde, sicarios dieron muerte a su tío Antonio Ahumada, un conocido educador de la ciudad. El tercer miembro de la familia asesinado, fue su hermano, Rodrigo Alonso Ahumada Lomanto, en el año 2000, cuando se desempeñaba como gerente de la emisora.

Antena del Río, objetivo de los intolerantes en Barrancabermeja

Dos periodistas la emisora Antena del Río fueron interceptados en la calle por dos sujetos, quienes los amenazaron y les advirtieron que el lema de la emisora “no les gustaba”, el pasado 24 de agosto. El slogan del proyecto radial apoyado por la Unión Europea y desarrollado por la Iglesia Católica y el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, es emitido en la apertura diaria de las emisiones: “Nos comprometemos a defender primero la vida con dignidad, Antena del Río, una radio comprometida con la comunidad”.

Desde el 30 de abril, día en que salió al aire Antena del Río, la emisora ha sido objeto de varios actos que los periodistas de Barrancabermeja califican de saboteo. El 30 de julio, desconocidos ingresaron a la finca Santa Lucía y robaron material y cableado de la emisora, avaluado en 6 millones de pesos. Nueve días después, burlaron la vigilancia del Claustro Rural Universitario, donde están los transmisores de la estación radial, pero fueron detectados por la seguridad y huyeron. El 13 de agosto cuatro sujetos violentaron, finalmente, las puertas del cuarto de máquinas, y robaron cables y equipos.

Sobre toda esta serie de hechos que atentan contra la libertad de prensa, se pronunció el presidente de la Federación Colombiana de Periodistas, Eduardo Márquez: “A los colegas de Cartago y a los familiares de Javier Darío, le enviamos nuestro mas sentido pésame por este nuevo crimen que enluta al periodismo nacional. A las autoridades, les hacemos un llamado, como organización nacional, para que realicen una investigación exhaustiva, pues no queremos que el manto de la impunidad cubra este asesinato con una fácil y rápida hipótesis”.

Con relación a las amenazas contra el colega de Radio Galéon, Márquez precisó: “De nuevo un grupo de sujetos intolerantes, ataca al mensajero. A ellos le decimos: los periodistas no somos ni jueces, ni responsables de los actos delictivos de terceros. Pero que un juzgado penal procese al presidente de una asociación de abogados, siempre será noticia, aquí y en cualquier lugar del mundo. También, les informamos que este caso ya lo pusimos en conocimiento del comité de protección de periodistas del ministerio del Interior”.

Finalmente, el presidente de FECOLPER hizo un llamado a la solidaridad con los colegas de Antena del Río: “Esa emisora, es una luz de esperanza para quienes no tienen voz en la agenda habitual de los medios de comunicación. Allí trabajan periodistas afiliados a nuestra Federación, bajo el espíritu conciliador del sacerdote Francisco de Roux, a quien admiramos profundamente por su compromiso con la paz, concebida, no como ese discurso desgastado que todas las fuerzas políticas enarbolan, sino como hechos tangibles para los humildes del Magdalena Medio. A todos ellos nuestro saludo solidario y el de la Federación Internacional de Periodistas”.