En Línea directa: Colombia, Octubre 2003


Intimidación preelectoral contra periodista

(Cartagena, Bolívar, octubre 3)


El director del noticiero Mundial de Radio Vigía de Cartagena, de la cadena Modelar, Fernando Marimón, denunció amenazas en su contra por sus opiniones políticas. Durante la emisión del noticiero, el periodista recibió una llamada que fue recibida por el control de la emisora, Femberto Muñóz, en la que lo conminaron a “dejar de hablar tanta m…, si no se calla lo callamos”. En lo que va corrido del año han sido asesinados seis periodistas por razones vinculadas al oficio.

Al momento de recibir la amenaza, Fernando Marimón estaba dando su opinión contra el referendo que ha sido convocado por el gobierno nacional y estaba criticando a varios congresistas del departamento de Bolívar por apoyarlo.

El 25 de octubre se realizará el referendo, una de las banderas electorales del actual mandatario, Alvaro Uribe Vèlez, donde se plantea el congelamiento de los salarios y las pensiones de los empleados del gobierno durante tres años, cárcel e inhabilidad política para quienes defrauden al Estado, control del gasto público por parte de las corporaciones elegidas popularmente, y disminución del tamaño del Congreso, entre otros aspectos.

Desde la entrada en vigencia de la Constitución de 1991, esta será la primera vez que se convoque a la ciudadanía a un referendo. Sin embargo ha generado un candente debate que polarizó las fuerzas políticas colombianas: mientras los uribistas plantean que de esta manera se acabará con “la corrupción y la politiquería”, sus opositores -divididos entre abstencionistas y promotores del No- aseguran que esta convocatoria es un plebiscito que busca darle mayor legitimidad al presidente Uribe para sacar adelante su proyecto de Estatuto Antiterrorista y la ley de Alternatividad Penal que exime a grupos paramilitares de sanciones penales al momento de desmovilizarse, pues los puntos consultados o ya tienen vigencia legal o pueden ser aprobados mediante ley estatutaria.



Torturado y asesinado periodista de Putumayo

(Puerto Asís, Putumayo, octubre 5)


Un grupo no identificado torturó y asesinó con arma de fuego al locutor José Nel Muñóz, quien trabajaba en la emisora Latina Estéreo de Puerto Asís, en el selvático departamento de Putumayo, al sur de Colombia.

Muñóz salio de su casa el sábado 4 de octubre para animar una fiesta en la vereda Puerto Libertad, en compañía del técnico de sonido de la emisora. Su esposa Diteli Portillo afirmó que esperaba al periodista el domingo pero como no llegó a su casa, decidió viajar al lugar con un grupo de cinco reporteros. Al llegar a la vereda se encontraron con el mutismo de los pobladores, hasta que alguien los llevó al lugar donde se encontraba el cadáver con señas de haber sido quemado con una sustancia química.

Al parecer, el compañero del locutor logró fugarse de sus victimarios, sin embargo, una semana después de los hechos se desconocía su paradero. Según las autoridades los responsables del crimen son miembros del Frente 48 de las FARC, organización que tiene presencia en la zona, pero sus colegas manifestaron desconocer cualquier tipo de amenaza en su contra.

José Nel Muñóz trabajó durante poco más de un año como locutor de Latina Estéreo, donde condujo programas musicales y sobre información comunitaria. Como buena parte de los periodistas que trabajan en zonas de conflicto armado, Muñóz cubrió la guerra y la política de manera esporádica. En Puerto Asís era más conocido como locutor y animador de fiestas.



Estatuto antiterrorista pretende silencio de la prensa

(Bogotá, octubre 7)


En quinto debate, la Comisión I de la Cámara de Representantes aprobó las modificaciones propuestas por el gobierno de Alvaro Uribe Vélez a cuatro artículos de la Constitución Nacional, donde se destaca un inciso que obliga a los medios de comunicación a mantener silencio sobre detenciones, allanamientos y registros domiciliarios que podrían realizarse sin previa orden judicial.

Este inciso, que por haber sido introducido a última hora podría tener vicios de inconstitucionalidad y cuya votación no fue pública, textualmente señala: “Con el propósito de preservar el derecho al buen nombre, durante las primeras 72 horas de detención prevista los medios de comunicación no podrán revelar el nombre de los detenidos”.

Al término de esta polémica sesión, la representante uribista Gina Parody, una de las ponentes, declaró que “a veces los medios de comunicación hacen un gran escándalo sobre detenciones y después la rectificación es mínima”. Agregó que, además, la norma exige que la capturas sean informadas a la Procuraduría y a la Fiscalía, este ultimo organismo, con facultades que le permitirían la creación de unidades de policía judicial con miembros de las fuerzas militares.

Tanto las asociaciones prensa como los medios de comunicación recibieron con cautela el contenido del inciso. Algunos de sus voceros manifestaron la necesidad de estudiar detenidamente el tema antes de pronunciarse sobre lo que muchos periodistas calificaron, en voz baja, de “clara restricción a la libertad de expresión”.

Sin embargo el director de la Comisión Colombiana de Juristas, Gustavo Gallón manifestó que esa norma constituye una trampa que lesiona las libertades individuales: “So pretexto de proteger la honra y el buen nombre, lo que hace es que impide conocer a los detenidos. Ellos son personas que van a estar seis días detenidas en cuarteles militares, sometidos a interrogación, y nadie sabrá quiénes son”.

Por su parte la revista Semana, si hacer referencia al Estatuto, en un largo reportaje mostró como la gran mayoría de ciudadanos capturados durante las detenciones colectivas en zonas de confrontación bélica, han resultado ser inocentes del cargo de colaboradores de las guerrillas, formulado por las fuerzas militares y de policía. La labor informativa de los medios de comunicación ha sido definitiva para el esclarecimiento de varios casos.

El proyecto de Estatuto Antiterrorista facultaría a las autoridades a detener personas por simple sospecha durante 72 horas -prorrogables a otras 72 en casos de terrorismo- a interceptar comunicaciones, sin previa orden judicial, y a realizar empadronamientos de población. También facultaría al presidente de la República para que, durante tres meses y mientras presenta el proyecto de ley estatutaria, ponga en marcha las medidas que considera vitales en su lucha contra el terrorismo, esbozadas en su programa de Seguridad Democrática.



Tratamiento del estrés pos traumático para periodistas colombianos

(Bogotá, octubre)


A finales del mes de septiembre, la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, creó Resilencia, un centro para el apoyo emocional de periodistas y personas afectados por el Desorden de Estrés Post-traumático, vinculadas a los medios de comunicación.

Este desorden afecta hasta un 58% de las personas expuestas a hechos violentos como amenazas contra la vida -tanto a si mismo como a terceros-, atracos, secuestro, catástrofes naturales y accidentes violentos. Igualmente a testigos y familiares de las víctimas, así como al personal de emergencias y a los profesionales que trabajan en situaciones de violencia extrema y decisiones de vida o muerte.

La investigación mostró que periodistas, reporteros y camarógrafos que cubren hechos violentos, presentan una incidencia alta en el desarrollo de Desorden de Estrés Post-traumático. Este trastorno impide el normal funcionamiento del afectado, altera su concentración y restringe su vida de manera significativa. La persona vive en constante lucha para mantenerse estable en una situación de horror que se torna cada vez más incontrolable.

Resilencia quiere dar respuesta a una necesidad social que no ha sido lo suficientemente valorada y que, debido a la conflictiva realidad colombiana, hace cada vez más necesario velar por la salud mental de quienes informan a la sociedad. Por esta razón dará apoyo personal a cada individuo vinculado a los medios de comunicación que así lo solicite; organizará talleres para la preparación de periodistas en el manejo de fuentes expuestas a Estrés Post-traumático; y, finalmente, asesorará a los medios en el manejo emocional de los entrevistados. El servicio es gratuito.

El centro está a cargo de la sicóloga Marta Elena Chinchilla de Murillo quien lleva varios años trabajando el tema y que además, ha estado relacionada con instituciones internacionales que prestan este mismo servicio, como el Dart Center de la Universidad de Washington.

Para mayor información, y/o solicitud de citas, llamar al teléfono (91) 5416388 o a la Escuela de Comunicación: 3220080 Extensión 163/167. En caso de emergencias comunicarse al celular: 310-2432602. El servicio de citas será los lunes de 8:00 am. a 5:00 pm. y Miércoles de 2:00 p.m. a 5:00 p.m.