El SNTP llama al gobierno venezolano a la reflexión y a los agremiados a mantenerse alerta

El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa ( SNTP ) rechaza de manera enérgica el cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV) y lamenta que el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, no haya atendido el llamado que le hiciera la sociedad civil venezolana, organizaciones nacionales e internacionales, para que desistiera de tal decisión.

Nuestra organización gremial con más de 60 años de lucha por la libertad de expresión y en defensa de los trabajadores de la prensa, experimenta un nuevo atentado al pluralismo, evidenciándose en la no renovación de la concesión a RCTV y la postura asumida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La serie de agresiones contra medios y trabajadores de la prensa, ha generado un clima de censura, autocensura, intimidación para el ejercicio de la profesión. El ataque sistemático por parte del gobierno venezolano a la libertad de expresión, la no renovación de la concesión a RCTV como un canal de televisión libre e independiente y las agresiones a periodistas y medios de comunicación social que mantienen una postura critica frente a la actual gestión gubernamental, colocan a la democracia venezolana en una situación de riesgo y fragilidad como en ningún otro país en la región.

Asimismo, mantenemos el vínculo de solidaridad con los trabajadores de RCTV y expresamos nuestro compromiso de continuar la lucha hasta ver restituida la señal televisiva, pues, el deber de un gobierno es preservar los puestos de trabajo y cumplir con los valores democráticos.

Nuestra organización rechaza la nueva vertiente utilizada por el gobierno nacional de intimidar y crear censura previa mediante acciones judiciales tal como lo anunció el Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información (MINCI), Willian Lara en contra de Globovisión y la Cadena CNN , lo cual crea un precedente nefasto en la historia democrática de Venezuela.

El SNTP pide a sus agremiados a mantenerse en alerta por los últimos sucesos ocurridos en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela y en general con la actitud asumida por el gobierno nacional en contra de los estudiantes en todo el país. Igualmente, exigimos a la colectividad respetar y colaborar con el libre ejercicio de los periodistas tanto de medios públicos como privados.

Ante tal situación, reiteramos el llamado a las demás organizaciones sindicales fraternas de América Latina; a la Federación de Periodistas de América Latina y El Caribe (FEPALC); a la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Comunicación Social (FELATRACS); a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y demás instituciones que velan por los derechos universales de la libertad de expresión y del trabajo, a ratificar sus condenas por las acciones de fuerza aplicadas en contra de RCTV y a mantenerse alertas frente a la imposición de un sistema comunicacional hegemónico por parte del gobierno venezolano.

Hacemos nuestra la preocupación expresada por la Unión Europea (UE) en torno a que el gobierno venezolano se había comprometido a seguir el debido proceso de licitación en el traspaso de dicha licencia, lo cual no ocurrió.

Finalmente, el SNTP insiste en solicitar al gobierno venezolano que revierta su decisión de cierre de RCTV y que propicie un clima de paz, convivencia y tolerancia entre los venezolanos.

LA JUNTA DIRECTIVA

Caracas, 28 de mayo de 2007