El gobierno no puede continuar indiferente ante la terrible situación en Sri Lanka

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, expresó preocupación por reportes de secuestros, amenazas, intimidaciones y cierres de periódicos, que indican como Sri Lanka se aleja cada vez más de ser una sociedad libre, segura y abierta.


“Cada día surgen más informes de escalofriantes incidentes en Sri Lanka”, comentó Christopher Warren, Presidente de la FIP, organización que representa a más de 500 mil periodistas en 116 países.


“Los periodistas están desapareciendo, los periódicos son cerrados y los trabajadores de la prensa viven temiendo por su vida e independencia”, dijo Warren. “El gobierno de Sri Lanka no puede seguir indiferente ante el deterioro de la seguridad y libertad de prensa. Se tiene que hacer algo”, agregó.


Grupos armados amenazan a periodista


Según el afiliado de la FIP, el Movimiento de Medios Libre, FMM, un grupo de individuos armados visitó el lugar de trabajo de Pathma Kumari, corresponsal de provincia del área de Kalpitiya, para el periódico Lankadeepa, y preguntaron por ella el pasado 29 de marzo.


Kumari denunció el incidente ante la policía de Kalpitiya y manifestó preocupación por su seguridad, dado el clima político donde son habituales secuestros y desapariciones. La periodista ha estado informando sobre narcotráfico y el robo de bancos de pesca. Kumari también es corresponsal del Daily Mirror, Neth FM y es tesorera de la asociación de periodistas del distrito Puttalam.


Militares secuestran a periodistas


Según informes locales, militares de Sri Lanka participaron en el secuestro del periodista Subramaniam Ramachandra, quien desapareció hace cinco semanas.


Desde que el jefe de la policía de Sri Lanka admitió que las fuerzas de seguridad estaban involucradas en el secuestro de Ramachandra, se cree que el colega permanece en un campo militar secreto en algún lugar del país. Antes de su secuestro en el área de Vadamaradchi, al norte de Jaffna, Ramachandra escribió para el diario Tamil Yarl Thinakural, sobre la participación de empresarios y militares en el tráfico ilegal de arena.


Agresión verbal en prominente diario


La peligrosa tendencia de atacar y difamar públicamente a periodistas y activistas de libertad de prensa y derechos humanos, continúa sin reprimenda alguna en Sri Lanka.


El gobierno realizó un ataque público contra activistas de derechos humanos y libertad de medios y organizaciones de periodistas, incluyendo al FMM, en la noche de la sesión de la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra.


Según el FMM, ha habido varios talk shows y artículos denigrando a los defensores de los derechos humanos.


El 27 de marzo, el Daily News, portavoz del gobierno, publicó: “Muchos autodenominados pacifistas y voceros se encuentran en Ginebra por estos días. No solamente están disfrutando del clima fresco, sino también de la misión de desprestigiar su país natal por unos cuantos dólares más. Mañana será el turno de un hombre que organizó una conferencia de medios en el campo Manirasakulam de LTTE, en nombre de Medios Libres o algo así, hace algún tiempo. ¿Sabe cómo se hacen llamar? Defensores Asiáticos de Defensores de Derechos Humanos. Es hora de que protestemos en nombre de la madre Lanka para protegerla de estos hombres”.


Cierran dos periódicos


El Grupo Standard Newspaper, casa editorial de Mawbima y Sunday Standard, anunció el 28 de marzo su decisión de suspender la publicación de ambos periódicos, debido a presiones del gobierno.


Según el FMM, el pasado 13 de marzo el gobierno congeló las cuentas bancarias de Standard Newspaper Private Limited y también fueron selladas las cuentas de otros establecimientos corporativos, propiedad total o parcial del dueño del Grupo Standard Newspaper Private Limited, Tiran Allas.


Esta es la más reciente intimidación en una larga lista de ataques contra Mawbima, incluyendo el arresto y detención del periodista y director financiero del periódico, quien publicó con regularidad artículos investigativos que evidenciaban la corrupción masiva dentro de los ministerios del gobierno e instituciones del Estado.


La falta de periódicos no permite la diversidad de medios de comunicación


Todavía no ha habido cambios en la falta de periódicos al norte del país. Las comunidades en esta zona están aisladas y desinformadas cada vez más, tras el cierre de la carretera A9 que conecta a Jaffna y Vavuniya. Esto no permite que lleguen los periódicos que provienen de Colombo.


Los afectados tienen acceso mínimo a televisión ó Internet. Son privados de información esencial al no tener prensa escrita.


Editor de periódico Udayan suplica acabe la violencia


El editor general del periódico Udayan con sede en Jaffna, suplicó mediante una carta al Gremio de Editores de Sri Lanka, atender las problemáticas que afrontan los medios de comunicación en la región.


El documento con fecha del 21 de marzo, N.V. Kanamailnathan, manifestó como el funcionamiento diario del periódico tamil se tornó peligroso, son “tareas propias de Hércules”, cuando personas armadas rutinariamente amenazan a los periodistas en el trabajo.


El FMM distribuyó la carta de Kanamailnathan que describe tres incidentes recientes en Udayan.


Kanamailnathan señaló el pasado mes de septiembre, varios individuos armados, vestidos de civil, se infiltraron en la oficina Udayan y amenazaron al equipo de trabajo. Los hombres eran presuntos miembros de las Fuerzas Armadas de Sri Lanka.


En mayo del 2006, seis hombres armados irrumpieron en la oficina de Udayan y abrieron fuego; dos empleados fueron asesinados y cuatro resultaron heridos.


La situación empeora


“La agresión verbal es un juego peligroso y expone las vidas de los defensores de los derechos humanos, periodistas y sus familias en peligro”, dijo el presidente de la Federación.


“La FIP exige fin inmediato a esta denigración pública y la implementación de medidas que garanticen que los colegas mencionados en los ataques publicados, no sean lastimados”, afirmó Warren. “Además, la Federación solicita la liberación inmediata de Ramachandra, una investigación del caso de Kumari y que el gobierno nacional permita que los periodistas laboren sin la amenaza de secuestro o intimidaciones”.


“Reiteramos nuestro llamado al gobierno a intervenir y asegurar que la prensa escrita sea incluida en las provisiones que son transportadas desde Colombo a Jaffna, cesar la publicación de agresiones contra colegas y brindar mayor protección para periodistas que laboran en el norte, en especial para el equipo periodístico de Udayan.”


“El gobierno tiene el poder de alterar esta situación. Es hora de que utilice su poder para proteger a los periodistas nacionales, las libertades de los medios y los derechos humanos de los ciudadanos”, concluyó Warren.



Para más información, contacte a la FIP Asia Pacífico al: +61 2 9333 0919


La FIP representa a más de 500 mil periodistas en 116 países