El 2004, un año oscuro y mortal para los medios: “Gobiernos deben actuar”, afirma la FIP

<center>Bajar el Informe Annual de la FIP</center>


<center>©FIP </center>


<center>Rueda de prensa de la FIP en Bruselas -Hassen Fodha, Centro Regional de las Nacionas Unidas (RUNIC); Julang Pujianto, Embajada de Indonesia; Jacques Nancy, Parlemento Europeo; Aidan White, FIP (izq. - der.)</center>


Después de uno de los peores años registrados en materia de asesinatos de periodistas, la Federación Internacional de Periodistas lanzó su informe anual sobre las muertes de trabajadores de medios con un nuevo llamado a los Estados Unidos y otros gobiernos, para que tomen en serio su responsabilidad al investigar estos crímenes.


“Los gobiernos manifiestan muy a menudo una indiferencia cruel y descorazonada hacia el sufrimiento enfrentado por las víctimas y sus familias,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Es muy común que las denominadas investigaciones sobre los asesinatos de nuestros colegas sean apenas ejercicios de práctica.”


La FIP divulgó que 129 periodistas y trabajadores de medios fueron asesinados el año pasado, la peor cifra registrada en la historia reciente.


“Detrás de cada muerte trágica existe una historia de intimidación y violencia creciente contra periodistas perpetrada en niveles jamás vistos,” dijo White. “Honramos a cada uno de los fallecidos, desde corresponsales dedicados y valientes, hasta trabajadores de apoyo que componen el equipo de trabajo.”


En un amplio informe que registra las muertes en medios de comunicación de 34 países, la FIP ha atacado la impunidad e injusticia presentes en las respuestas de los respectivos gobiernos. “Existe la tendencia de brindar pocas palabras de arrepentimiento y de realizar un interrogatorio formal, de rutina que expresa indiferencia,” comentó White.


“Es inexcusable que en una época donde el mundo depende más que nunca de los medios, se cuente la historia de que muchos gobiernos fracasan en dar con el paradero de los asesinos de periodistas, o que sean disculpados cuando su propia gente está involucrada.”


La FIP dice que la investigación realizada el pasado noviembre por el gobierno estadounidense sobre el asesinato de dos periodistas el 8 de abril de 2003, en el hotel Palestina de Bagdad, fue un ejemplo trágico. “Hubo un incidente donde soldados dispararon contra los medios a plena luz del día. Sin embargo, los militares se exoneran y fracasan al no responsabilizarse. Es la negación de la justicia en una escala verdaderamente escalofriante.”


La FIP declara que los asesinatos de periodistas y trabajadores de medios sin resolver en Irak -12 de las 69 muertes violentas desde que inició la guerra-, demuestran porqué se requieren nuevas normas internacionales para reforzar investigaciones independientes sobre estos asesinatos. Para el 8 de abril- segundo aniversario del ataque contra Hotel Palestina-, La Federación planea una protesta mundial por el incumplimiento de Estados Unidos de realizar las investigaciones pertinentes.


El informe de la FIP también resalta una ambivalencia similar por parte de líderes políticos en Ucrania, donde la Federación ha estado presionando a las autoridades para que aclaren el crimen de Gyorgy Gongadze, periodista brutalmente asesinado hace más de cuatro años por desconocidos vinculados a las autoridades ucranianas.


El informe de la FIP, que incluye un enfoque especial sobre el impacto del tsunami asiático en los medios de comunicación, manifiesta críticas al gobierno de filipinas donde 13 periodistas fueron asesinados el año pasado. Solamente dos investigaciones serias se llevaron a cabo y éstas no conllevaron a presentar cargos contra algún sospechoso.


La FIP criticó las propuestas oficiales de Manila de armar a los periodistas en un esfuerzo por contrarrestar la situación de los reporteros considerados objetivo, especialmente aquellos que laboran para la radio local.


“Es un relato lamentable de incompetencia y falta de voluntad política, empeorada por la noción absurda que los periodistas pueden protegerse portando armas,” dijo White. “Esta es la clase de responsabilidad gubernamental que solo aumentará el peligro contra las vidas de periodistas.”


A pesar de la evidencia del deterioro de la situación de los periodistas en muchas regiones, la FIP también brinda evidencia sobre una nueva determinación dentro de los medios y del periodismo para afrontar la crisis.


Casi 30.000 euros han sido donados del Fondo de Seguridad Internacional de la FIP para las víctimas de violencia y sus familias. “Esta es una solidaridad real de periodista a periodista y vamos a necesitar más en los años venideros,” comentó White.


La FIP también brindó noticias sobre, el Instituto Internacional de Seguridad que a final de año abrió sus oficinas de seguridad en América Latina y África, y con nuevas oficinas en Asia y Medio Oriente a finales de este mes.


“El INSI es una respuesta dentro de la industria de los medios a la crisis de seguridad,” afirmó White. “Es un esfuerzo práctico que involucra a organizaciones de medios y a organizaciones de empleados para reducir los riesgos que enfrentamos, y para presionar a los gobiernos a cumplir con sus responsabilidades. Cada sindicato de periodistas y cada trabajador de medios debe aportar a este esfuerzo.”


Para más información por favor contacte: +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 100 países