Congreso de la FIP 2001: 18. Libertad de Prensa in Cyprus

18. Libertad de Prensa in Cyprus

Sindicato de Periodistas Chipriotas


El 24º Congreso de la FIP, en la asamblea de Seúl del 11 al 15 de junio de 2001,


Teniendo presente la Resolución sobre Chipre aprobada por el 23º Congreso Mundial de la FIP y teniendo en cuenta que la isla continúa dividida por la fuerza desde hace ahora 28 años y que se priva a sus ciudadanos de los derechos humanos fundamentales, incluida la libertad de circulación y residencia,


expresa su preocupación acerca de esta situación que constituye una grave amenaza a la paz y a la seguridad en toda la zona del Mediterráneo oriental y el Oriente Medio;


Declara que apoya los esfuerzos de las Naciones Unidas encaminados a encontrar una solución justa y equitativa del problema, que restaure la unidad de Chipre y de sus ciudadanos, asegure el respeto de los derechos humanos para todos los chipriotas, sin tener en cuenta su origen étnico ni su credo y contribuya a fortalecer la estabilidad en una zona sumamente sensible.


El Congreso tambien


hace referencia al informe de la Misión de estudio a Chipre (del 14 al 18 de julio de 2000) en relación con la persecución del diario turcochipriota AVRUPA, de su Director Shener Levent y otros periodistas por parte de la administración turcochipriota del Sr. Rauf Denktash y el ejército turco que controla el norte de Chipre y expresa su más profunda preocupación y consternación por este caso de flagrante violación de la Libertad de prensa;


tiene en cuenta la "abrumadora conclusión" de la Misión de estudio que afirma que la persecución y la acción judicial contra AVRUPA y sus periodistas "está motivada por razones políticas", que su "delito" es que "tienen demasiada influencia y su opinión es demasiado crítica e independiente" y que "queda claramente de manifiesto que AVRUPA está al servicio de sus lectores y de la comunidad y que sólo es culpable de defender los más altos principios del periodismo independiente";


habiendo sido informado, al mismo tiempo de que la situación en relación con AVRUPA no ha cambiado, como lo han enseñado el recien bombardeo y otros asaltos y amenazas hacia el diario durante las ultimas semanas, el Congreso


condena enérgicamente la persecución del diario y de su director,


exige que cese inmediatamente y


pide a los dirigentes y miembros de la FIP que hagan todo lo que esté en su mano para ponerle fin.