Congreso de la FIP 2001: 12. Derechos y Libertad de los Periodistas

Resoluciones aprobadas por el 24 congreso de la FIP, Seúl, del 11 al 16 de junio de 2001



12. Derechos y Libertad de los Periodistas

Proposición de ANP, Perú


El 24º Congreso de la FIP, en la asamblea de Seúl del 11 al 16 de junio de 2001,


Considerando:


Que la Federación Internacional de Periodistas, conforme a sus estatutos, desarrolla sus actividades sindicales en el contexto del apoyo a la democracia pluralista y los derechos humanos fundamentales.


Que, asimismo, tiene como principios y objetivos, proteger los derechos y las libertades de los periodistas; mejorar las condiciones de trabajo y estimular y apoyar a sus afiliadas en las negociaciones colectivas; promover el rol social de los periodistas y de la profesión del periodismo, especialmente su contribución a la democracia y a la libertad.


El Congreso acuerda:


Encargar al Comité Ejecutivo la elaboración de la Carta Mundial sobre los Derechos y Libertades de los Periodistas, que recoja el pensamiento de la Federación Internacional de Periodistas frente a los retos políticos, sociales y económicos del nuevo milenio, así como su doctrina sindical para el logro de un nuevo desarrollo, inspirado en un sistema de valores que tenga presente la dignidad de la persona humana, la libertad, la justicia, el pluralismo, la revalorización del trabajo humano y su primacía como clave del nuevo desarrollo, la revalorización de la cultura y la ética; la transferencia científica y tecnológica como medios para el desarrollo de los pueblos.


Encargar al Comité Ejecutivo un Plan de Trabajo Quinquenal, que se sustente en la citada Carta Mundial y que tenga como objetivos fundamentales la promoción, defensa y profundización del proceso de democratización de la comunicación social y/o comunicación de masas; la defensa y protección de las libertades y de los derechos humanos de los periodistas y de sus organizaciones; la promoción del rol social de los periodistas y de la profesión del periodismo, de manera fundamental su contribución a la democracia y la libertad; la promoción de un mundo nuevo, con una vocación universal de paz, de confraternidad, de solidaridad con todos los seres humanos, pueblos y naciones.