Comunicado de la Misión Internacional a México sobre Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación

Del 20 al 25 de abril de 2008, esta misión para la libertad

de prensa y expresión –compuesta por once organizaciones internacionales–

visitó México. La situación de los periodistas y medios de comunicación en este

país se encuentra en peligro. En los últimos 8 años por lo menos 24 periodistas

y trabajadores de los medios fueron asesinados, 8 desaparecieron y decenas de ellos

fueron amenazados o agredidos en razón de su oficio. La mayor parte de los

casos se encuentra en la impunidad, lo cual ha provocado un estado generalizado

de autocensura.

 

Esta misión visitó Ciudad de México y los Estados Oaxaca,

Michoacán, Sonora y Guerrero. Se reunió con autoridades federales y locales;

con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos

Humanos y representantes de la Unión Europea; con organismos de cooperación,

organizaciones de periodistas y de derechos humanos; editores, dueños de medios

y periodistas, y víctimas y familiares de periodistas asesinados y

desparecidos.

 

La misión encontró que el crimen organizado, la corrupción,

la falta de voluntad política y la omisión del Estado mexicano, son las principales

causas que vulneran el ejercicio periodístico. Así se verificó en las zonas

visitadas.

 

Esta delegación internacional instó a las autoridades para

que tomen medidas inmediatas que eviten el aumento de ataques contra la

libertad de expresión. Resulta urgente la creación y fortalecimiento de

mecanismos de protección, así como el desarrollo de un marco normativo que

fortalezca la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos en contra de

Periodistas (FEADP) y le brinde autonomía para investigar y sancionar a los

responsables.

 

De igual manera, dentro de la iniciativa de federalización

de los delitos contra periodistas, es necesario contar con una definición

amplia e inclusiva del concepto de periodista, de conformidad con los

principios internacionales sobre libertad de expresión. Cabe recordar que desde

la creación de la FEADP, 15 periodistas han sido asesinados en México.

 

La misión se entrevistó con diversas autoridades locales y

federales con el único propósito de manifestar su preocupación, escuchar la

posición oficial y abrir canales de interlocución. Aunque las autoridades, en

su mayoría, estuvieron abiertas al diálogo, esta misión manifiesta su alarma

por la contradicción entre esta apertura y la falta de acciones concretas y

resultados.

Esta misión prestó especial atención a las víctimas de

agresiones y sus familiares. Revisó con ellos el estado de sus casos y exploró

alternativas de apoyo. Para la delegación, resulta preocupante la situación de

aislamiento en que se encuentran.

 

Dentro de este grupo se incluyen las radios comunitarias y

sus integrantes, que están en una condición de alta vulnerabilidad al no tener

un marco normativo que los reconozca. En estas condiciones, las autoridades

obstruyen su labor y les niegan el reconocimiento como periodistas.

 

La delegación se mostró preocupada por el deterioro de la

libertad sindical y las condiciones laborales de los periodistas. En el caso de

los reporteros ‘freelance’, esta situación es aún más grave. Los

periodistas reconocieron la necesidad de trabajar unidos y fomentar la

solidaridad como parte de una estrategia para revertir esta situación.

 

La delegación constató la concentración de los medios de

comunicación en México y la distribución arbitraria de la publicidad oficial.

Ésta última se utiliza con fines políticos como premio o castigo. Ambas

problemáticas atentan contra el pluralismo informativo y el derecho ciudadano a

la información. Es obligación del Estado mexicano promover una regulación en la

materia.

 

En las próximas semanas, la misión internacional emitirá un

informe detallado de sus hallazgos y recomendaciones. A partir de éste, espera

trazar un plan de acción integral que incluya a todos los actores, entre ellos

las autoridades federales y locales, quienes se comprometieron a emprender

acciones concretas contra la impunidad y a favor de la libertad de expresión en

México.

 

Firman:

Artículo 19; International Media Support (IMS);

International Press Institute (IPI); Asociación Mundial de Radios Comunitarias

(AMARC); Rory Peck Trust; Reporteros sin Fronteras (RSF); Federación

Internacional de Periodistas (FIP); Organización de las Naciones Unidas para la

Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO); International News Safety

Institute (INSI); Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ); Sociedad

Interamericana de Prensa (SIP); Open Society Institute (OSI), y Fundación para

la Libertad de Prensa (FLIP).