Ceso-FIP: sale de la cárcel corresponsal de TeleSur en Colombia

(Barranquilla, Colombia) Tras 52 días de prisión, fue liberado el corresponsal de TeleSur en Colombia, Fredy Muñoz, en la cárcel El Bosque de la ciudad de Barranquilla, pues la Fiscalía encontró débiles las pruebas que en su contra se presentaron por los delitos de rebelión y terrorismo.

Como se recordará, el periodista de 36 años, fue capturado por agentes del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, el pasado 19 de noviembre, en el aeropuerto de El Dorado de Bogotá, cuando regresaba de Caracas, donde recibió una capacitación en el canal estatal venezolano TeleSur. El periodista fue acusado de dinamitar torres de energía eléctrica durante el año 2002, como militante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC

Cuando el propio Muñoz anunció a sus colegas de la costa Atlántica que sería liberado en horas de la tarde, su abogado Tito Gaitán declaró: "Al revisar el expediente la Fiscalía consideró que los medios de prueba no eran suficientes para soportar ese tipo de decisión (la captura), por lo tanto ordenó revocarla pero el proceso penal sigue abierto". Luego agregó: “Hay que estar atentos a que no haya ningún tipo de ánimo revanchista por parte de organismos de seguridad que prefabricaron este caso”.


Muñoz fue uno de los más de 130 periodistas que recibieron el año nuevo tras las rejas, en distintas cárceles de mundo. En su caso, porque agentes de inteligencia de la Presidencia de la República, lo acusaron de tener el alias de “Jorge Eliécer” y ser jefe de las Milicias Bolivarianas de las FARC, en Cartagena. Las pruebas están soportadas en los testimonios de tres supuestos ex guerrilleros de ese grupo armado ilegal, detenidos o habitantes del batallón de infantería de marina o instalaciones regionales del DAS, a la espera de rebajas en su pena por delación.


"Yo no puedo estar acusando a gente que no conozco, hablé muy claro a la doctora que el “Jorge Eliécer” que conozco desertó de la guerrilla y lo mataron las autodefensas en Ñanguma", atestiguó el pasado 5 de diciembre, Yainer Rodríguez, quien está condenado a 12 años por rebelión y terrorismo. "La doctora" que menciona el ex guerrillero, es la fiscal que lo ha interrogado y quien, según él mismo, lo ha presionado con pedir un castigo de 30 o 40 años de cárcel si no colabora.


Lo demás testimonios, brillan por su incoherencia y por una particularidad: a ninguno de los testigos le consta personalmente la participación de Muñoz en los atentados que le imputan. Uno de ellos, por ejemplo, asegura que "Jorge Eliécer" puso bombas en el año 2002, cuando él mismo ya estaba preso.


“Salvo un pequeño acto de hostigamiento por parte de agentes del DAS, molestos con la liberación de Fredy, las autoridades han actuado como se espera que lo hagan en un Estado de Derecho”, dijo Eduardo Márquez, director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Ceso-FIP. “Desde un comienzo la Federación manifestó su solidaridad con el colega capturado, junto a miles de periodistas que en el continente expresaron su rechazo a lo que parecía un intento por silenciar una voz independiente. Le damos la bienvenida a la libertad a Fredy Muñóz. Solo nos resta hacer un llamado al gremio a proteger a nuestro colega, para evitar tragedias como las vividas por decenas de ciudadanos colombianos, estigmatizados públicamente con “pruebas” como las utilizadas contra Fredy, y que hoy son llorados por su familias”.