Ataque contra Club de Prensa Peshawar y amenazas contra periodistas en Pakistán

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, denunció la violencia contra periodistas en Pakistán tras el reciente ataque contra el Club de Prensa Peshawar, ejecutado por activistas de la Liga Musulmana de Pakistán. Trabajadores de medios y personal del club resultaron heridos.


“La reciente escalada de ataques contra periodistas en Pakistán es inaceptable y no será tolerada. La libertad de prensa no puede alcanzarse mientras la seguridad de los periodistas sea tan precaria y sus derechos no sean respetados”, dijo Christopher Warren, Presidente de la FIP.


Varios informes presentan casos de periodistas amenazados y detenidos sin cargos. Según el afiliado de la FIP, la Unión Federal de Periodistas de Pakistán, UFPP, las agresiones contra los periodistas en la provincia fronteriza al noroeste y en Baluchistan, son las más graves. Allí, corren peligro las vidas de los colegas.


Tres periodistas, Khalil Afredi del diario Khabrian, Sudhi Afredi del diario Frontier Post y Abu Zar Afredi del diario Express, fueron detenidos durante 24 horas por entrevistar a Mangal Afredi, clérigo líder buscado por las autoridades de Lashkar-e-Islami. Los comunicadores fueron liberados tras la intervención de algunos clérigos.


Varios reportes revelaron que el grupo Lashkar-e-Islami, amenazó con demoler casas y multar a Qazi Nasrullah del diario Mashriq y a Qazi Rauf del diario Express por informar a favor de las políticas gubernamentales.


“Los periodistas necesitan unirse contra estas amenazas, y los responsables de la intimidación y los ataques deben ser investigados y los culpables capturados”.


En Baluchistán, un líder de oposición de la Asamblea de Baluchistan, amenazó con incendiar las oficinas del periódico si su partido no recibía cubrimiento periodístico. Otros comunicadores han sido obligados a huir de sus hogares, debido a amenazas por informar sobre operaciones de paramilitares en Dera Bugti y Buluchistan.


La FIP respalda a la UFPP en su defensa de la libertad de prensa, en medio de esta nueva ola de ataques que ocurren tras los asesinatos de Hayatullah Khan y Munir Sangi.


“La FIP solicita más medidas de seguridad y protección para los periodistas en Pakistán. Esta violencia e intimidación tienen un devastador efecto en la libertad de prensa de la región. Las autoridades deben garantizar que los responsables sean traídos ante la justicia”, concluyó Warren.


Para más información por favor contacte a FIP Asia Pacífico: +61 2 9333 0919


La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países