La tendencia creciente entre las organizaciones y empresas de medios de utilizar contratos de apropiación de derechos se ha convertido en una cuestión de gran preocupación para la Federación Internacional y la Federación Europea de Periodistas (FIP / FEP).

¿Qué es un contrato de cesión de derechos (right-grabbing contract)? Un contrato donde un empleador de medios le pide que firme la cesión de todos los derechos de autor por tiempo ilimitado, en cualquier medio o en cualquier plataforma a cambio de un solo pago, siendo generalmente éste la tarifa que se le paga al autor/a usualmente por escribir la historia original.

Esto significa que no obtendrá ninguna remuneración adicional si su artículo, fotografía o transmisión se reproduce o se vende en otro lugar (por ejemplo, a una base de datos, a otros medios en el mismo grupo de medios o a un tercero).

Además, su contrato también puede indicar la renuncia a sus derechos morales y, por lo tanto, le impida el derecho a ser nombrado/a como autor/ra o a oponerse a cualquier modificación que amenace la integridad de su trabajo. Esto también puede implicar que le está permitiendo a su empleador vender su historia a otro medio que usted no apruebe.

Como resultado, la FIP y la FEP han lanzado una campaña mundial contra los contratos de cesión de derechos y exige pagos justos a los/as periodistas.

Cómo hacer cumplir los derechos de autor:

  1. Informar a los/as periodistas sobre sus derechos

Los derechos de autor de los/as periodistas están protegidos por tratados internacionales y leyes nacionales. Estos derechos no sólo incluyen derechos económicos (el derecho a ganar dinero por un trabajo creativo) de los/as autores/as, sino también sus derechos morales. Los derechos morales están garantizados en leyes nacionales.

Los marcos legales nacionales en la mayoría de los países europeos reconocen como irrevocables los derechos morales de los/as autores/as. Las excepciones son el Reino Unido, Irlanda y los Países Bajos, donde es posible renunciar a los derechos morales y, por lo tanto, los/as editores/as lo exigen con frecuencia.

Los derechos morales están definidos en tratados internacionales y leyes nacionales. El artículo 6b del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas estipula que: "el autor tendrá derecho a reclamar la autoría de la obra y a oponerse a cualquier distorsión, mutilación u otra modificación u acción derogatoria en relación con dicho trabajo, lo que sería perjudicial para su honor o reputación".

  1. Diga "NO" a los contratos de cesión de derechos, defienda los convenios colectivos. Los/as periodistas nunca deben firmar contratos de cesión de derechos.

Los/as periodistas que firman contratos de cesión de derechos no solo pierden el derecho a usar sus trabajos de forma autónoma, sino también el derecho (moral) de proteger la integridad de sus obras. La FIP y la FEP alientan a los sindicatos miembros a abogar por convenios colectivos o contratos modelo que incluyan una cláusula de derechos de autor. La cláusula debería estipular que:

  1. Todos los derechos de autor en el trabajo deberán permanecer bajo propiedad del autor/a, quienes conservarán sus derechos exclusivos. La licencia otorgada para publicar o transmitir el trabajo estará limitada a la primera publicación o transmisión únicamente. A menos que exista un expreso acuerdo por escrito que indique lo contrario, la licencia caducará dentro de un cierto período según lo permita la legislación nacional después de la fecha de entrega. El editor o emisor no pondrá a disposición copias del trabajo sin el permiso del autor una vez que la licencia expire.
  2. Cualquier modificación del trabajo estará sujeta a la autorización previa del autor/a.
  3. La empresa editorial, de radiodifusión o audiovisual acuerda que la siguiente línea de créditos (nombre del autor/a, fecha) acompañará cada publicación o transmisión del material.


¿Qué es un contrato de cesión de derechos?

Contrariamente a las leyes internacionales y nacionales, los contratos de cesión de derechos a menudo exigen a los/as periodistas que cedan sus derechos de autor, incluidos los derechos económicos y morales.

Estos contratos exigen que los/as periodistas deban:

  • Hacer cesión al editor del derecho exclusivo y mundial de usar, reproducir, exhibir, modificar y distribuir su trabajo en todo tipo de plataforma, conocida o futura;
  • Permitir que el editor/a transfiera sus trabajos a terceros sin pago adicional al autor y explotar sus trabajos de la forma que el editor considere necesario.

¿Qué aspecto tienen los contratos injustos?

Vea algunos ejemplos aquí:

Ejemplo I – de una agencia internacional de noticias basada en EEUU.

Ejemplo II – de una agencia de noticias de Madrid, España.

Ejemplo III– de una revista de noticias de Madrid, España.

Ejemplo IV – de una editorial alemana.

Ejemplo V – de una revista científica alemana.