09/08/2017
 

El silenciamento de los periodistas y la estruendosa impunidad en Colombia

Por Claudia Julieta Duque y Marvin David Del Cid

Informe especial para la Federación Internacional de Periodistas y su filial FSC-CCOO

Los autores de asesinatos, golpizas, torturas, desaparición forzada y amenazas contra periodistas tienen garantía de impunidad en Colombia. Del total de ataques contra reporteros investigados entre septiembre de 1986 y abril de 2017, sólo 0,2 de cada 10 casos llegaron a etapa de juicio o tuvieron condena.

Así se desprende de las cifras entregadas por la propia Fiscalía General de ese país, correspondientes a 673 casos registrados en un período de 31 años, en los que 773 periodistas resultaron víctimas de diversos delitos.

En este período, sólo 12 procesos (el 1,79 por ciento) adelantados por la Fiscalía llegaron a juicio, y en 8 de ellos se obtuvieron condenas, es decir, un 1,19%. Lo más grave es que 3 de esas sentencias podrían no tener relación con la profesión de la víctima, pues se trató de una extorsión, una estafa y un proceso por porte y fabricación de armas. 

Entre 1986 y abril de 2017, según información de la Fiscalía, sólo un caso de amenazas de un total de 304 investigados logró sentencia condenatoria. Lo mismo sucedió con 3 de los 105 casos de homicidios y 1 de los 70 procesos abiertos por lesiones personales ocasionadas a periodistas cuando se encontraban en cubrimiento. Un delicado mensaje que se envía a los perpetradores desde las instancias judiciales, si se tiene en cuenta que en los últimos 3 años las organizaciones de libertad de prensa han venido denunciando que el mayor número de agresiones contra periodistas en el país se da mientras cubren la protesta social.

La impunidad no sólo es rampante sino complementaria a la desinformación y el desorden en los datos de la Fiscalía sobre ataques contra periodistas. En efecto, dicha entidad se tomó más de 4 meses para suministrar estas cifras, las cuales fueron entregadas sólo después de un recurso legal -en Colombia conocido como acción de tutela y en otros países como recurso de amparo- instaurado en su contra por vulnerar el derecho a la información y la libertad de prensa.

Hay otro dato grave. Pese a que todas las entidades de prensa dieron por hecho la creación de una subunidad de crímenes contra periodistas, compromiso realizado por la Fiscalía General de la Nación desde 1999, ésta nunca fue creada, según la información proporcionada por esa misma entidad en abril pasado. Una mentira que fue repetida de forma recurrente durante los últimos 18 años e incluso fue consignada por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) en su informe sobre periodismo en 2015.

Como lo ha reiterado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los actos de violencia contra periodistas no sólo representan una grave vulneración del derecho a la libertad de prensa, sino que generan un efecto amedrentador y de silenciamiento en sus pares y violan los derechos de las personas y las sociedades a ser informadas. Además, la falta de debida diligencia en la investigación, persecución y sanción de los ataques contra periodistas implica una violación al derecho a la justicia de las víctimas.

Leer el informe completo Initiates file downloadaquí


Para más información, contactar con la FIP en el tlf. + 32 2 235 22 16

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 140 países

Sigue a la FIP en Opens external link in new windowTwitter y Opens external link in new windowFacebook

Opens external link in new windowSuscríbete a las noticias de la FIP

Share

Comment

Please enter valid email address
Please enter valid name
If you don't see one of your comments, that means that it is not moderated yet or it has been rejected.