Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Este año, la FIP celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente el 7 de octubre destacando las ventajas de la negociación colectiva.  

Negociación Colectiva – los hechos  

Ya sea como asalariado en una redacción o como periodista independiente, trabajando en prensa, radio, televisión o en un medio digital, la negociación colectiva mejora el salario, las condiciones laborales, la seguridad en el empleo y proporciona a los periodistas una voz en su lugar de trabajo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconocen la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva como derechos humanos fundamentales.

Según la OIT, la negociación colectiva mejora los salarios, reduce la desigualdad y ayuda a vencer las discriminaciones que sufren los trabajadores por razones de género, discapacidad o grupo étnico.

En tiempos difíciles, la acción sindical ayuda a proteger el empleo, asegura mejores indemnizaciones por despido y procedimientos más justos para gestionar los cambios. 

Estadísticas oficiales en Estados Unidos demuestran que los trabajadores protegidos por acuerdos colectivos ganan hasta un 27% más que sus homólogos no sindicados. En el caso de los trabajadores jóvenes, esta cifra puede crecer hasta el 38%. La negociación colectiva también ayuda a reducir la brecha salarial de género – con las mujeres sindicadas ganando hasta un 31% más. En Rusia, los trabajadores cubiertos por convenios colectivos ganan en promedio un 10% más que otros trabajadores en empleos similares.

Sólo en los últimos 12 meses,  los afiliados de la FIP en todo el mundo han sido capaces de obtener una mejora de las vacaciones, una mejor asistencia a los niños, una formación de calidad y procedimientos justos y equitativos para la resolución de quejas en el trabajo gracias a la acción colectiva, entre otros muchos beneficios para los periodistas.

En Nepal, la acción sindical ha garantizado y aumentado el salario básico, mientras que en Irlanda del Norte los trabajadores de Alpha Group han conseguido un incremento salarial medio del 30%.

En Australia, los sindicatos han logrado un nuevo acuerdo con el grupo mediático Fairfax, protegiendo las condiciones laborales y proporcionando a los trabajadores un aumento salarial anual superior al aumento del coste de vida.

En Ghana un nuevo convenio colectivo de trabajo prevé bonificaciones por antigüedad, aumentos salariales anuales y prestaciones para ropa y vivienda. En Somalia, los sindicatos han sido capaces de renovar los acuerdos de negociaciones colectivas, a pesar del conflicto que ha afectado gravemente la economía.

En México, la negociación colectiva ha ayudado a conseguir beneficios sociales y protecciones para los periodistas, así como evitar la pérdida de puestos de trabajo. En Chile, los sindicatos de algunos de los periódicos más importantes del país han negociado bonificaciones para la reutilización de sus obras en otros medios de comunicación.

En Francia, el nuevo convenio colectivo nacional protege a los jóvenes que se incorporan a la profesión, proporcionándoles mejores derechos, condiciones y formación.

En Palestina, el histórico primer convenio colectivo  garantiza la salud y seguridad de los periodistas, procesos justos para la resolución de litigios y reclamaciones, pagos adicionales por horas extras y gastos, la prestación de asistencia médica y diez días de permiso de paternidad.

En el Reino Unido, los sindicatos han logrado acciones y procedimientos para hacer frente a la intimidación y el acoso en el principal organismo público de radiodifusión, así como el incremento del sueldo mínimo en algunos periódicos locales.

A medida que la industria reduce el número de puestos de trabajo y cada vez son más los periodistas que se ven obligados a trabajar de forma independiente, con contratos de corta duración o en condiciones laborales precarias, los sindicatos han centrado su atención en la protección de los derechos de estos trabajadores.

En Italia, Alemania y Austria, los convenios colectivos han ayudado a obtener mejores condiciones a los trabajadores autónomos o independientes. En Noruega, los sindicatos han conseguido el derecho de negociación para los trabajadores independientes.

Los sindicatos también están tomando medidas para proteger a los miembros y evitar que paguen el precio de la crisis económica que está atravesando parte de la industria de los medios de comunicación. 

En Canadá, los sindicatos han sido capaces de mejorar las condiciones de despido en aquellas empresas que han recortado puestos de trabajo. En España, los sindicatos han resistido los intentos de eliminar las escalas salariales y han defendido los salarios.

Ya sea en un medio nuevo o tradicional, común o alternativo, público o privado; ya seas empleado o independiente, joven o más mayor, hombre o mujer, la acción sindical, la negociación colectiva y la lucha conjunta marcan la diferencia.

Abre el enlace externo en una ventana nueva¡Únete a un sindicato ahora! 


 Para más información, contactar con la FIP en el tlf. + 32 2 235 22 16 

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 140 países

Sigue a la FIP en Abre el enlace externo en una ventana nuevaTwitter y Abre el enlace externo en una ventana nuevaFacebook

 Abre el enlace externo en una ventana nuevaSuscríbete a las noticias de la FIP